La eficiencia de las compras públicas como fuente de ingresos.

Se estima que en la República Dominicana las compras públicas representan alrededor del 30% del Presupuesto Nacional. Por tanto, una buena forma de conseguir recursos es mejorando su eficiencia.

Si asumimos esta estimación, al considerar que el monto del Presupuesto del año 2021 según el ante proyecto de Ley de Presupuesto es de 1 billón 37 mil millones de pesos, el 30% que se dedicaría a compras serían 311 mil millones. Por tanto, si se lograra un 5% de eficiencia en estas compras públicas se obtendrían unos 15,550 millones de pesos en ahorro. Más aún, con tan solo un 1% de eficiencia tendríamos 3.1 mil millones de pesos en ahorro.

Para tener una idea de lo que representaría este ahorro, el presupuesto contemplado en el referido anteproyecto para la Dirección General de Compras y Contrataciones en el 2021 es de 480 millones; para la Cámara de Cuentas 974 millones; y para la Contraloría: 1.8 mil millones.

Es decir, que con lograr una eficiencia de apenas un 1% en las compras públicas en el 2021 prácticamente se pudiera cubrir el gasto completo de las instituciones de control del Estado Dominicano. Por eso, y a propósito del debate sobre el financiamiento del Plan de Gobierno del año próximo, compartimos 5 recomendaciones para mejorar la eficiencia en las compras públicas. Estimo que si se aplican a nivel general, se pudiera lograr un ahorro no menor a un 5% del presupuesto de las compras del 2021 lo que representaría 15,550 millones de pesos.


1. Mejorar la planificación de las compras. Generalmente tener más tiempo entre el lanzamiento del proceso y la fecha en que se requiere cubrir la necesidad permite a los proveedores presentar mejores ofertas. Por ejemplo, si una institución requiere algún bien de importación y exige un tiempo de entrega de 1 semana, el oferente deberá pagar más por la importación expresa de los bienes, usualmente por avión. Sin embargo, si la institución inicia el proceso antes y permite un plazo de 60 días, el oferente puede realizar una importación ordinaria por barco, reduciendo así sus costos y con ello el monto de su oferta. Para lograr esto, se debe contar con una buena planificación operativa y la disciplina necesaria para ajustarse a ella. Estimo que esto pudiera ahorrar de un 5% – 10%.

2. Realizar compras conjuntas. Este proceso contemplado en la Ley 340-06 permite que varias instituciones públicas agrupen sus compras de bienes comunes. Por ejemplo, todas las instituciones compran material gastable. Pero cada una lo hace de manera individual.

Si en vez de ello, lo compraran en un mismo proceso todas, el volumen sería mucho mayor, lo que les permitiría obtener mejores precios por economía de escala. Según mi experiencia, realizar compras agrupadas puede producir reducción de precios de un 10% a un 20%.

3. Aumentar las compras por subasta inversa. Esta modalidad contemplada en la Ley 340-06 también es muy poco usada. Funciona de la siguiente manera: en un proceso de compra realizado mediante el portal transaccional de la DGCP uno de los oferentes, llamémosle oferente “A” presenta una oferta por 1 millón de pesos; y otro, llamémosle oferente “B” presenta una oferta por RD$950,000. Estos montos son visibles para todos los oferentes, por lo que al ver la oferta de su competencia, el oferente “A” decide mejorar su oferta y presenta una puja más baja que la inicial, esta vez por RD$900,000. Y así continúan bajando hasta el cierre de la subasta. Esto permite a la institución compradora adjudicar a la oferta de menor monto, con lo que se pueden lograr importantes ahorros.

Aunque no hay suficientes estadísticas aún sobre la experiencia local con esta modalidad, un reporte de CNN Money estima que esta modalidad puede producir ahorros de hasta un 15%.

4. Reducir los tiempos de pago. Uno de los factores que más puede incidir en el precio de las ofertas, es el tiempo que tarde la institución en pagar. Esto debido a que el oferente debe agregar a su oferta el costo de financiamiento del tiempo transcurrido entre la fecha en que adquiere la materia prima o los bienes que despacha a la institución y la fecha en que recibe el pago por ellos. Es por eso que se debe reducir al mínimo posible los tiempos de pago. Muchos proveedores ofrecen descuentos por pronto pago, los que usualmente van de un 2% a un 7%. Por lo que si se reducen los tiempos de pago, pudiéramos conseguir un ahorro cercano a esos porcentajes.

5. Priorizar el principio de eficiencia. El primer principio de las compras públicas, el de la Eficiencia, indica que las entidades procurarán seleccionar la oferta que más convenga a la satisfacción del interés general y el cumplimiento de los fines y cometidos de la institución. Por esa razón el principal criterio en la selección de un bien o servicio debe estar en la capacidad que éste tenga de satisfacer una necesidad institucional, evitando ponderaciones relacionadas con el valor de la marca. Por ejemplo, cada año el Gobierno gasta cientos de millones en renovaciones de licenciamientos de software, mientras existen softwares de código libre que bien podrían desempeñar la misma función sin costos de licenciamiento. En 2010 el gobierno de Brasil reportó un ahorro de 125 millones de euros tras migrar varias operaciones a software libre Uruguay cuenta con una plataforma central de código libre con soluciones para casi todas las necesidades del Estado.

Otro ejemplo seria preferir la compra de medicamentos genéricos o biosimilares en lugar de aquellos de marca. Según un estudio de ResearchGate .com 2018 sobre Patentes y el Acceso a Medicamentos la compra de biosimilares puede producir ahorros de entre un 20% y un 30%.

Como hemos visto, la optimización de las compras públicas puede convertirse en una importante fuente de recursos. Por tanto, entendemos que este punto debe ocupar un lugar importante en las discusiones que el Presidente ha prometido tener sobre los gastos del próximo año.

Esperamos que nuestras ideas contribuyan a esta discusión y sean punto de partida para el establecimiento de compromisos concretos para el bienestar de todos.

2 Replies on

La eficiencia de las compras públicas como fuente de ingresos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *